top of page
Buscar

Médico cordobés preso por aceptar atender miembros del "Clan del Golfo"


El médico Oswaldo Castellar Páez, asegura que velar por la salud de una comunidad colombiana en zona de conflicto armado significa enfrentarse a un dilema, ser castigado por brindar atención a implicados en actos delictivos o ser castigado por omisión.


Castellar fue detenido hace siete meses, presuntamente, por la primera situación, en la que asegura que no tiene nada que ver con el delito de concierto para delinquir agravado que le imputan y mucho menos sabe algo del apodo que supuestamente le tenían en el “clan del Golfo”, el “Doctor”.

Oswaldo fue capturado el pasado 6 de junio por unidades del CTI, la Fiscalía y el Gaula Militar mientras atendía a un paciente. Ese mismo día, las autoridades reportaron otras tres capturas por presuntos vínculos con el “clan del Golfo”.


“Cuando fueron a capturarme, llevaron cuatro camionetas con cualquier cantidad de militares super armados, me capturan en la urgencia, atendiendo un paciente que estaba convulsionando, me tocó dejarlo de atender porque ellos me requerían y que me iban a trasladar a Montería, cuando llego, encuentro a otras tres personas que supuestamente hacían parte de la organización donde yo estaba supuestamente comprometido, pero nunca había visto a esas personas”.


La Fiscalía les imputó el delito de concierto para delinquir agravado y, de acuerdo con las investigaciones del ente acusador, sería conocido con el alias del Doctor. Además, lo señalan de coordinar la atención médica a supuestos miembros del “clan del Golfo” con documentos falsos.

En un artículo del diario El Tiempo, se defendió públicamente, “En 2021, que ellos supuestamente me hicieron el seguimiento por vía telefónica, estábamos en plena pandemia. A mí me dio covid-19 cuatro veces. La gente me consultaba por teléfono. Entonces ellos dicen que había unas llamadas donde me decían para que fuera a atender unos pacientes. Era la virtualidad, entonces, ¿cómo la Fiscalía me va a acusar de un delito que…? ¿Cómo así? ¿Cuántos kilos de droga mandé para Estados Unidos? ¿Cuánto armamento? ¿A quién secuestré? ¿A quién extorsioné? Yo no he hecho nada malo”, sostiene Castellar.


La situación de Castellar también ha impactado mucho en Ayapel. Tres días después de su captura y ser imputado, sus familiares, amigos, colegas y trabajadores del Hospital San Jorge salieron a las calles para protestar por lo que consideraron también como una injusticia.


104 visualizaciones

Comentários


bottom of page