top of page
Buscar

El presidente Petro anunció decreto de desastre natural ante incendios y escasez de agua



Ante la emergencia por los múltiples incendios registrados en diferentes regiones del país causados por el fenómeno del niño, El Presidente de Colombia Gustavo Petro declaró este miércoles 24 de enero desastre natural nacional al país.


El mandatario confirmó que, el decreto será por un año y buscará trasladar recursos de otras dependencias con la finalidad de "resolver problemas ante la emergencia y para que los helicópteros se pongan en función de apagar los incendios".


"Todos los equipos de la Fuerza Aérea se usan para apagar incendios en decenas de lugares del país, pero la predicción del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales dice que la crisis por calentamiento se extenderá a todo febrero y parte de marzo", comentó el mandatario en su cuenta de X.


De igual forma, Petro destacó que, además de destinar recursos a lo que denominó como "víctimas climáticas", el decreto contempla que se pueda recurrir a ayuda extranjera cuando la capacidad nacional se vea doblegada. "Traeremos ayuda internacional porque en estos casos se vuelve fundamental” anotó el mandatario.


En Colombia no cesan los incendios forestales y desplazamientos, que están afectando a más de siete departamentos, y ya, alrededor de 900 municipios se han declarado en alerta roja.

 Desde la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres se confirman que hay al menos 21 focos activos en el territorio nacional. Se reporta que 11 municipios del departamento de Cundinamarca sufren incendios más graves debido a la ola de calor, causada por el fenómeno de El Niño.


Los especialistas señalan al fenómeno metrológico El Niño como posible causante del aumento de las temperaturas y, por ende, de la ocurrencia de incendios en zonas boscosas.

 

Este año, según la Organización Meteorológica Mundial podría ser "el más caluroso de la historia", mucho más que 2023, considerado como el más caliente jamás registrado.

 

Según el último reporte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, durante el fenómeno de El Niño que afecta al país, se ha desencadenado una serie de incendios forestales que han consumido más de 600 hectáreas de vegetación, poniendo en riesgo tanto el bienestar como los bienes de las comunidades.


 

1 visualización
bottom of page